Sayfadaki görseller
PDF
ePub

tas; pues los que no fueren de ellas, y hubieren hecho servicios importantes, la llevarán laureada , esto es, rodeada de una orla de laurel. El coste de estas medallas será de cuenta de los Cuerpos á que pertenezcan los que fueren condecorados con ellas, sin perjuicio de que obten unos y otros al sobreprest, abono de tiempo, ó graduacion militar á que se hagan acreedores por acciones repetidas de valor.

ART. 7° Usaremos de continuo de las insignias de la Orden; Yo como Gefe y Soberano de ella, y el Príncipe y los Infantes como individuos de la Familia que rige el cetro de las Españas, al que la Providencia reservó el derecho de aumentar con ellas su brillo y esplendor.

ART. 8.°

Será en todo compatible esta Orden con las demas de España y las de otras

Potencias, cuyas insignias podrán llevarse sin perjuicio de las de aquella, y reciprocamente.

ART. 9.

Los que considerándose en alguno de los casos que señala el artículo 5. solicitaren la merced de la Orden, dirigirán su solicitud á la Asamblea provincial, que, segun luego se dirá , debe establecerse á la inmediacion de los Vireyes y Capitanes Generales, acompañándola con los documentos que acrediten la accion sobre que se funden: dada cuenta á la Asamblea por su Secretario, y enterada aquella de la instancia y documentos, nombrará á pluralidad de votos tres informantes de sus mismos individuos, que con la debida circunspeccion adquieran las noticias convenientes, y estiendan en vista de ellas el competente informe; bien entendido que segun el espíritu de esta institucion no se hará aprecio de otras calidades por parte de los candidatos que de los méritos personales y las espresadas en los artículos 5., 6. yil, pues como los Americanos del mis

mo modo

que los Europeos tienen derecho á las Ordenes Militares que piden pruebas de nobleza, y pueden hacerlas los que quieran, no se exigen en esta Orden, por estenderla á todos los que la merezcan, como sucede en las de S. Fernando y San Hermenegildo. Consiguiente á este informe estenderá la Asamblea su consulta, que pasará al Virey ó Capitan General, el que me la dirigirá con su dictámen. Cuando los mismos Vireyes ó Capitanes Generales contemplaren acreedor á alguno á la mencionada gracia, y este no la pidiere, darán aviso por escrito á la Asamblea, con espresion del sugeto y motivo, para que con arreglo á lo prevenido pueda esta informarse y consultarle. Podrá no obstante en casos estraordinarios proponerme directamente los sugetos beneméritos en grado poco comun, y aun me reservo autorizarles cuando asi lo creyere conveniente, para que en semejantes singulares casos puedan conceder la gracia de Caballeros. Si dichos Vireyes y Capitanes Generales hubieren desempeñado bien y cumplidamente tan delicados cargos, ó hecho algun servicio particular digno de recompensa , serán acreedores á mi preferencia para nombrarles individuos de esta Orden, sin

que

la circunstancia de no serlo les prive de la presidencia de las Asambleas provinciales, ni de las funciones consiguientes á ella.

ART. 10.

Todos los asuntos relativos á esta Orden se despacharán por mi Secretario de Estado

у del Despacho Universal de Indias, á quien pasarán los Vireyes y Capitanes Generales y cualesquiera otras Autoridades cuanto fuere relativo á ella. Las instancias documentadas en solicitud de merced de esta Orden que no hayan sido vistas por las Asambleas de los distritos de Indias, y aun las propuestas que a consulta de estos ó sin ella hicieren los Vireyes y Capitanes Generales, pasarán del Ministerio universal á la Asamblea suprema de la misma Orden, que se establecerá en esta Corte, la cual, previos los informes correspondientes, me consultará por el mismo Ministeriq lo que se le ofreciere y pareciere. A los 'agraciados se les espedirá el correspondiente Real título firmado de mi mano, y refrendado por el Secretario de la Orden , tomándose razon de él en la Secretaría de la Asamblea suprema de la misma. Igual título se espedirá en favor de los que hayan sido agraciados por los Vireyes y Capitanes Generales en su caso y lugar, segun queda prevenido en el anterior artículo, pues los que estos les dieren serán solo interinos,

Yo espidiere los válidos y efectivos. Refrendarán aquellos los Secretarios de las Asam, bleas correspondientes á su distrito, es presando en unos y otros la señalada ac

y los que

« ÖncekiDevam »