Sayfadaki görseller
PDF
ePub

España con respecto al ayuno eclesiástico: privilegios de que por consiguiente gozaban los militares del pais antes de nuestra emancipacion política, y cuya revalidacion convendria hoy solicitar para terminar toda duda y precaver infracciones de las leyes del ayuno.

A solicitud de Felipe V el papa Clemente XII en su breve de 14 de marzo de 1736, que empieza ut securitati conscientiæ, concedió a todos y cada uno de los soldados de España, que puedan licitamente comer carne, huevos y lacticinios en los dias de ayuno y abstinencia de cuaresma y fuera de ella, esceptuando en cuanto a las carnes, los viérnes y sábados de cuaresma y toda la Semana Santa.

Posteriormente á solicitud tambien del rey de España, el sumo pontifice Pio VI en su breve espedido en Roma á 6 de octubre de 1775, concedió varias facultades al señor patriarca , capellan mayor y vicario general de los ejércitos de España, en órden á dispensar con los militares en el ayuno; en virtud de las cuales espidió sus letras en 17 de febrero de 1776, en que dice asi : « Y usando de la autoridad y facultades que nuevamente se nos conceden, os dispensamos a todos los militares, de cualquier grado que seais, de la obligacion del ayuno en los dias en que os va permitida la comida de carne, escepto los viernes y sábados de cuaresma y toda la Semana Santa. Y tambien os damos licencia á los mismos, de cualquier grado que seais, para que podais comer pescado en los dias en que os llevamos permitida la comida de carne, y en una misma comida.» Y concluye su Eminencia con una pastoral exhortacion, para que sin embargo de tan singulares gracias, procuren conformarse con el espíritu de la Iglesia en la observancia del ayuno y abstinencia.

FIN,

« ÖncekiDevam »