Sayfadaki görseller
PDF
ePub

lo dirige, grande por la materia tan de vuestro agrado que encierra. A vos como el mas feliz Escritor del Patriarca de los Misioneros Minoritas, se deben consagrar estos desvelos que se dirigen á sacar del olvido las fatigas de los que gloriosamente imitaron el celo de su santísimo padre, procurando la salvacion de los infieles de estas montañas hasta rubricar con la sangre de sus venas las verdades de nuestra santa fé católica. A vos, y no á otro Mecenas se debe; porque quién mas que vos deseó con vivas ansias la conversion de las almas? ¿Quién practicó mas diligencias, dió mas documentos y reglas á fin de estender por el orbe las verdades del santo Evangelio ? No salísteis personalmente á convertir las naciones estrañas, porque la religion propia y la universal Iglesia necesitó vuestra asistencia; pero habeis caminado mediante vuestros prodigiosos escritos ļas provincias todas del mundo. Estos predican á los fieles, atraen á los gentiles y herejes; y cuantos leen vuestras obras se abrasan en amor de Dios y de Jesucristo que allí conocen. En ellos hallan los ministros evangélicos luz á sus dudas, norte en sus peregrinaciones, y descanso en sus fatigas para tolerarlas alegremente animados de la caridad que en ellos se comunica.

Recibid pues, glorioso santo, este corto obsequio, este humilde don que os sacrifica mi rendido afecto; y dignaos alcanzarme de la divina Majestad una centella de aquel incendio en que ardia vuestro santísimo corazon, para que por vuestra intercesion consiga las gracias que por mi indignidad desmerezco.

Santísimo Doctor

Humildemente os adora el menor de vuestros siervos

FR. JOSÉ AMICH

[ocr errors]

PROLOGO.

La santa obediencia, primer móvil de la persona religiosa, encomendó á mi corta capacidad el oficio de escritor de este santo colegio de Propaganda Fide; y conociendo que mis talentos no alcanzan á cumplir tanta obligacion, estuve dudoso en elegir el rumbo que debia tomar para dar principio á tanta obra. Registré los papeles que se hallan en el archivo, buscando materiales para su fábrica; y entre ellos halle noticias auténticas, dignas de ser dadas al público y de ser tenidas in manibus de los operarios evangélicos que desean entrar á los infieles de las montañas; pues conducirán mucho para el gobierno y precaucion con que se debe

proceder entre estas casi irracionales gentes. Y sin duda la falta de su noticia pudo ser causa de la demasiada confianza con que nuestros hermanos los seráficos misioneros sacrificaron sus vidas á la inconstancia de los infieles Setebos, Sipibos,y Conibos este año pasado de 1766.

Todo cuanto tengo escrito en este compendio consta de papeles auténticos que se hallan en este archivo, algunos impresos, y manuscritos los mas, y cuando las relaciones no concuerdan en algunos puntos, he procurado ajustarme al sentido mas verosimil, para lo cual me ha servido alguna práctica que tengo de las montañas y sus conversiones, y algunas cosas escribo de propia esperiencia. No ha sido poco el trabajo que he tenido en concordar las verdaderas distancias que hay de unos lugares á otros; porque como son caminos que solamente se andan á pié, y con incomodidades que referiré en su lugar, parecen dilatadas las jornadas, aunque en la realidad sean bien cortas, y asi muchos ponen grandes distancias en parajes donde apenas hay la tercera parte. Para corregir este defecto me la servido la esperiencia acompañada de una grande aplicacion en observar los

« ÖncekiDevam »